Los Diez secretos del papa para ser Santo

1.- Permanecer en Cristo: «Éste es el secreto de los santos: permanecer en Cristo, unidos a Él como los racimos a la vid, para dar mucho fruto. Y este fruto no es otra cosa que el amor».

2.- Ser testigo de la Resurrección: «Dar testimonio de la resurrección de Jesús. Todo discípulo está llamado a convertirse en testigo de Su resurrección, sobre todo en los ambientes humanos donde es más fuerte el olvido de Dios y la perdición del hombre».

3.- Vivir en comunidad: «Anunciar a Cristo resucitado no es una misión individual, sino para vivirla de modo comunitario, con el colegio apostólico y la comunidad».

4.- Unidad, no división: «Un aspecto esencial del testimonio que tenemos que dar del Señor resucitado es la unidad entre nosotros, sus discípulos, a imagen de aquella que subsiste entre Él y el Padre».

5.- Aun en las incomprensiones: «La relación con Jesús resucitado es la atmósfera en la que vive el cristiano, y en la que encuentra la fuerza para permanecer fiel al Evangelio, también en medio de los obstáculos y las incomprensiones».

6.- Alegría en la misión: «De este amor eterno entre el Padre y el Hijo, que se infunde en nosotros por medio del Espíritu Santo, toma fuerza nuestra misión y nuestra comunión fraterna, y de ella emerge siempre nuevamente la alegría».

7.- Pobreza y contemplación: «El amor de Dios nos invita a seguir al Señor por el camino de la pobreza, de la virginidad, de la obediencia, y a cultivar la oración contemplativa».

8.- Comunión de los santos: «Nosotros fundamos nuestra fe en el Señor resucitado bajo el testimonio de los apóstoles, llegado a nosotros a través de la misión de la Iglesia. Nuestra fe está ligada fuertemente a su testimonio como una cadena ininterrumpida y prolongada en el curso de los siglos, no sólo por los sucesores de los apóstoles, sino por generaciones y generaciones de cristianos».

9.- Caridad y servicio: «Permanecer en Dios y en su amor, para anunciar con la palabra y con la vida la resurrección de Jesús, testimoniando la caridad hacia los demás. Cultivemos en el corazón el compromiso de vivir el amor de Dios».

10.- Examen de conciencia: «¿Cómo soy testigo de Cristo resucitado? ¿Cómo permanezco en Él, cómo vivo en su amor? ¿Soy capaz de sembrar en familia, en el trabajo, en mi comunidad, la semilla de aquella unidad que Él nos ha donado?»

Manuel Sanchez

Nacimiento 27 marzo 1969 Sacerdote 18 septiembre 1994 Párroco de Nuestra Señora de los Angeles y Santa Angela de la Cruz 7 septiembre 2014

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Aroca Isabel María dice:

    Me gusta. ¡Muchas gracias! Puede ayudarnos mucho repasar el contenido de esta entrada, pues, aunque se escribió en mayo del año pasado, vale la pena refrescarla, porque seguimos queriendo ser santos y aquí hay materia sin agotar para considerar y meditar, contemplando el Rostro Misericordioso del Señor. Isabel María Aroca 22-10-2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *