La Fiesta de Los Ángeles Custodios: 2 de octubre

Ya que nuestra parroquia está dedicada a Santa María de los Ángeles y a Santa Ángela de La Cruz, el 2 de octubre es un buen día para recordar la ORACIÓN AL ÁNGEL DE LA GUARDA que recoge – entre las Oraciones Comunes – el COMPENDIO DEL CATECISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA (*).

ÁNGEL DE DIOS
Ángel de Dios, que eres mi custodio,
pues la bondad divina me ha encomendado a ti,
ilumíname, guárdame,
defiéndeme y gobiérname.
Amén.

La oración es antigua y puede que algunos la aprendieran de sus padres y abuelos (o abuelas). En la versión que publicó el Compendio del Catecismo de La Iglesia Católica en español se hicieron algunas modificaciones con relación a la antigua para que el lenguaje fuera más actual.

El Papa San Juan Pablo II – a lo largo del año 1986 – dedicó las audiencias de los miércoles a hacer una “Catequesis Sobre La Creación”. La del 20 de agosto la dedicó a los Ángeles Custodios. Recordó que, por la Revelación, sabemos que hay espíritus puros creados por Dios: “Ésta es una verdad que debe estar en el corazón de cada cristiano”. Estos seres espirituales, inicialmente, eran todos buenos (pues todo lo que Dios ha creado es bueno), pero “después, por una opción de pecado, se dividieron irremediablemente en ángeles de luz y en ángeles de tinieblas. Y mientras la existencia de los ángeles malos nos pide a nosotros el sentido de la vigilancia para no caer en sus halagos, estamos ciertos de que la victoriosa potencia de Cristo Redentor circunda nuestra vida para que también nosotros mismos seamos vencedores”. La Tradición de la Iglesia nos recuerda que “estamos válidamente ayudados por los ángeles buenos, mensajeros del amor de Dios”.
Al final de aquella audiencia san Juan Pablo II rezó en latín la oración “Angele Dei”, que es la oración al Ángel de la Guarda que hoy estamos recordando y que años después se incluyó en el Compendio del Catecismo de La Iglesia Católica (2005). También merece la pena recordar que la Iglesia concede indulgencias parciales por el rezo de la oración “Ángel de Dios”. Hoy, Fiesta del Ángel de La Guarda, es una buena ocasión para recordarla, actualizarla o aprenderla; y pedirle que nos ayude para no dejarnos seducir por los engaños del diablo. ¡Santa María de Los Ángeles, ruega por nosotros!

_____________________________________________________________________
(*) Este Compendio está entre los “Textos fundamentales” de la web del Vaticano (vatican.va). CATECISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA. COMPENDIO. Librería Editrice Vaticana, 2005.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *