Ha fallecido nuestro Párroco D. José Moreno Vega

pepemoreno2-3

El pasado Miércoles 21 de mayo de 2014, falleció en Sevilla D. José Moreno Vega (Brenes 1945). Párroco de Nuestra Señora de los Ángeles y Santa Ángela de la Cruz de Sevilla-Este, desde 1990.

D. José Moreno Vega. Nació en Brenes 1945. Estudió en el Colegio de los Maristas de Sevilla. A los 19 años ingresó en el seminario y se ordenó el 20 de Marzo del 71. Antes de ser ordenado y siendo diácono se incorporó a labores pastorales en la Parroquia de Ntra. Sra. de la Asunción de Huévar, perteneciendo al Equipo del Seminario Menor de Pilas del que fue Administrador.

En el curso del 75-76 fue nombrado Administrador del Palacio de San Telmo, Seminario Metropolitano uniéndose este nuevo trabajo a los anteriormente expuestos, y posteriormente Rector del seminario Menor hasta el año 84.
A finales del verano del 86 asumió la responsabilidad de Párroco de la de San Francisco Javier, sita en el Polígono de San Pablo, también de la ciudad de Sevilla compaginando la doble tarea de Pastoral y de gestión para ubicación, proyecto y realización del mismo en esta nuestra Parroquia.
Se le encomendó la responsabilidad de llevar a cabo todo lo concerniente a la Parroquia de Ntra. Sr. de los Ángeles y Santa Ángela de la Cruz erigida en la Ciudad de Sevilla, distrito de Sevilla Este (entonces un barrio a medio construir).
Hasta Noviembre del 90 que se bendijo la primera fase del Complejo Parroquial, las misas, bautizos, catequesis y demás labores pastorales las realizó en los sitios más insospechados: garajes, soportales, pisos, fincas, calles, colegios, centros sociales de las urbanizaciones.
El 6 de Noviembre del 93 con la ayuda de los muchos amigos que él siempre tuvo y con gran satisfacción comenzó con su proyecto, el proyecto de su vida: Construir una Parroquia. No fue una tarea fácil, pero echó todo su corazón y esfuerzos para que fuera posible.

D. José Moreno Vega, deja una Parroquia Viva y con una feligresía que vió en él un ejemplo de cristianismo comprometido y entregado a los demás. Se nos ha ido nuestro Párroco, nuestro Amigo, nuestro Hermano. Ahora nos acompaña desde el Cielo.

También te podría gustar...

19 Respuestas

  1. Manuel Fernández Gómez dice:

    Esta mañana he tenido la inesperada noticia de la muerte de D. José Moreno Vega. La recibo en el momento de dar cristiana sepultura a un cuñado querido que, con sus 55 años, se nos fue en el día de ayer. Aún dolido por este brutal golpe recibo la fatídica noticia de que Pepe Vega nos deja también ¡¡Dios, cuanto dolor acumulado!!. Con Pepe Vega me unen muchas cosas, los dos nacimos en Brenes, fuimos al mismo colegio en nuestra infancia, nos encontramos de mayores, hablamos larga y profundamente sobre muchos aspectos (es un gran conversador y conocedor de realidades concretas) no rehuye ningún tema por espinoso que sea: económicos, sociales, políticos, pero….sobre todo y ante todo valoro su enfoque cristiano. Cristiano comprometido, conocedor de situaciones y vicisitudes de la gente, de necesidades vitales, buscador de esa Iglesia que Jesús de Nazaret quería. Inquieto por determinados derroteros de la Iglesia-Institución. En definitiva un ejemplo de buen sacerdote: amable, cercano, cariñoso, muy querido por todos sin excepción. Se nos va un HOMBRE BUENO Y MEJOR CRISTIANO. Descanse en Paz.

  2. Francisco Fernandez gomez dice:

    La muerte de nuestro amigo Pepito vega , que es como siempre le hemos conocido sus compañeros de colegio, me llena de recuerdos , de nuestra niñez en mi querido pueblo de Brenes , desde la escuela de Doña Amparo y Doña mercedes el colegio de Don Antonio Morillas Gonzalez,nuestros partidos de futbol en la plaza de la iglesia con una naranja como pelota, pepito era el arbitro, hasta , designios del destino encontrármelo de nuevo en un cambio de domicilio como “Mi” párroco ,yo y el resto de mi familia te estaremos siempre agradecidos porque siempre nos ayudastes con tu buen juicio. descansa en paz amigo

  3. Daniel Cañete dice:

    Se ha ido un ejemplo de cristiano, un gran comunicador y con dotes extraordinarias con los niños.

    Una gran pérdida para la comunidad cristiana y para el barrio.

  4. Miguel dice:

    Echaré de menos sus cariñosos saludos en la puerta de la iglesia tras la misa, y su siempre sabio consejo ¡háganme el favor de ser felices…!”.
    Dios lo tenga en su gloria.

  5. Mario Fontán Antúnez dice:

    Se marcha un buen hombre, un ejemplo de sacerdocio. Cercano, buena persona, siempre dispuesto a escuchar. Un hombre, en suma, comprometido con su tarea. Ahora es ya un ángel del Cielo desde el que, sin duda, nos cuidará con ese tesón que ponía a cada obra de su vida por pequeña que ésta fuera. Descansa en paz, buen hombre de Cristo. Que mi abrazo te alcance allá donde sin duda ahora estás, Pepe: en la Luz Eterna. Hasta siempre.

  6. Mª Carmen dice:

    Un recuerdo para este sacerdote cercano , abierto y amigable, de posición clara y actual ante la vida y el Evangelio.
    Dispuesto ante las necesidades de todos y cada uno : niños , jóvenes, mayores y enfermos .
    Dificil de igualar.

  7. MJ dice:

    En la iglesia de la parroquia no cabía un alfiler hace un rato. Esa es la prueba de lo querido que era en el barrio. Y eso que faltaba mucha gente por trabajo etc.
    Le hubiera gustado que cantáramos, aplaudiéramos, le hiciéramos el favor de ser felices y le chocáramos mientras nos esperaba a la salida.
    Tenía mucho carisma y los niños lo adoraban, que en los tiempos que corren es un valor añadido.
    Él decía bromeando que muchos compañeros de otras parroquias lo envidiaban y no era para menos.
    Yo lo conocí ya tarde, hace tres años cuando mi hijo mayor se preparaba para la Comunión. Mi segundo hijo la hizo el domingo pasado y echamos muchísimo en falta a Pepe, pero mucho. A pesar de que Martín lo está haciendo fenomenal.

    En fin…te echaremos de menos Pepe!

  8. Carmen Onrubia Díaz-Pache dice:

    Siempre vivirás en nuestros corazones, te mereces un cielo muy grande. Desde el Paraíso ayúdanos a seguir viviendo a todos los que tuvimos la dicha de conocerte y quererte.
    Pepe, hasta que nos volvamos a ver.
    Estamos todos desolados. Busca esa luz que Dios quiso que derramaras a raudales, síguela, disfruta de esa GLORIA merecida.
    Nosotros hoy también tenemos que hacerte el favor de “SER FELICES”, aunque estemos rotos de dolor.
    Descansa en Paz.
    Un beso muy fuerte y gracias por ayudarnos a tantos.
    Familia Esquivias Onrubia

  9. MªRosa Bejarano Rojas dice:

    Se nos ha ido un gran sacerdote y una gran persona, todos los que le conocimos le echaremos de menos.

    Yo también soy de Brenes, y mi padre y Pepe fueron grandes amigos. No olvidaré nunca el cariño y el apoyo que nos dió cuando mi padre falleció hace unos años, ni su saludo “Hola paisanas, qué alegría me da veros” cuando nos veía a mi madre y a mi al final de la misa.

    Hasta siempre, Pepe.

  10. maria jose fernandez marchena dice:

    Descanse en paz, Pepe Vega, tu imagen imborrable con tu capa por las calles de Brenes en invierno siempre estará en mi retina, y tu visita a mis padres, estando tu ya enfermo para reconfortarlos en sus ultimos dias, imposible de olvidar.
    Seguro que tienes un lado a la derecha del Padre, bien merecido.
    Un abrazo y hasta siempre…

  11. isabel dice:

    Se me saltaron las lagrimas cuando me dijo mi profesora de religion que ha fallecido pepe. Era un buen hombre, el me bautizo y la comunion. Siempre estara presente.

  12. Antonio y Lauri dice:

    Te conocí hace mucho mucho tiempo cuando todo empezaba en Sevilla Este. Siempre que hemos tenido al lado cuando te hemos necesitado. Incluso cuando venían de tierras lejanas no estaba la llave de la Iglesia

  13. Valentín Alvarez Vigil dice:

    Todo un Párroco
    Ayer día 21 de Mayo, entregó su alma al Señor, un sacerdote, un amigo, un ser humano, cuya sencillez y bondad, ganó afectos sinceros no solo de su feligresía, sino de toda persona que tuvo la dicha de conocerlo y tratarlo. Era y fue Párroco de Nuestra Sra. De los Ángeles y Santa Ángela de la Cruz. Luchó denodadamente por su construcción, no solo en lo físico, sino en lo espiritual. Aglutinó almas. Su labor, fue en todo momento la del amigo, actuaba como uno más. Sencillez y bondad, buen consejo y ver siempre a Dios en los demás, era su menta.
    Amaba a los niños, los comprendía y les daba su sitio.
    Para él, el boato y la arrogancia no existían, todo era alegría a su alrededor. Su distracción preferida, jugarse, de vez en cuando, un dominó con sus amigos. Escuchar y repartir amor.
    Tres días antes de morir, estuve con él, dos horas cogidos de la mano, sujetando entre los dos un rosario, para mí, reliquia, ya que fue el que estuvo, también, entre las manos de mi esposa María Antonia López de Arce antes de fallecer. Ya se habrán saludado.
    Espero y deseo, pronto nos veamos en compañía de Jesucristo, la Virgen María y Santa Ángela de la Cruz.

  14. Lola Gómez dice:

    Querido Pepe,
    Como dijiste en la misa ofrecida por mi madre, ya tenemos enchufe allá donde estás.
    Intentaré seguir creyendo que otra Iglesia es posible, como tú nos enseñaste desde que nos vimos por primera vez en el Polígono de San Pablo.
    Siempre estarás en mi corazón y en el de mi familia.

  15. Ana Moreno dice:

    Descansa en paz, Pepe… Sigues con nosotros, aunque en el mejor palco posible, al lado del Señor, en su Gloria. A ver…estamos tristes, mucho y no podemos disimularlo…pero, como tú siempre decías “hágame el favor de ser felices!!!”…pues por tí, por tantos que necesitan sonreir cada instante, reir hasta que nos duela la tripa…¡¡Vamos a ser felices!!

  16. José Isaías Rodríguez García-Caro dice:

    Querido Pepe:
    Dejas un vacío muy grande en todos aquellos que tuvimos la suerte de compartir contigo tu sentido cristiano de la vida. Para mi familia y para mi, fuiste un ejemplo de amistad en la mas amplia expresión de la misma. Siempre estuviste a nuestro lado, tanto en los momentos de gran felicidad, como en los mas tristes. Tus mensajes en bautizos y comuniones de mis hijos, nos llenaron de alegría. Incluso nos hicieron reír y disfrutamos con tu manera de hacer participes en la ceremonia a los mas jóvenes. El recuerdo que dedicaste a mi padre (cuanto apreciaba tu amistad) en su entierro y a mi madre en el suyo, unos meses mas tarde, a pesar de ser las vivencias mas duras de mi existencia, por su inesperada pérdida, supiste convertirlas, con tus palabras, en una gran esperanza de vida eterna. Tus principio y valores nos servirán de guía en el resto de nuestras vidas.

  17. Pepe Arenzana dice:

    Me sumo a todos vuestros sentimientos aquí expresados. Un hombre extraordinario, un sacerdote ejemplar. Bendito seas, por siempre, cura Pepe… Le conocí ya como cura, siendo yo aún un niño. Fue un consejero feliz y un amigo para mis padres, a los que recasó en sus bodas de oro. Nos hizo crecer a mí y a mis hermanos, nos casó a todos, bautizó a todos nuestros hijos…, pero sobre todo nos iluminó siempre en nuestras vidas con su ejemplo de bondad y felicidad. Nos acompañará para siempre y será un gran consuelo la alegría de reencontrarnos algún día. No necesita oraciones porque Dios le ha de tener en su Gloria.

  18. Carolina dice:

    Me enteré de su fallecimiento por un alumno en mi colegio. Sólo ese dato sirve para comprender que era un cura querido por todas las generaciones incluso por los adolescentes cuando casi siempre suelen estar más preocupados por otras cosas. Tuve la suerte de conocerlo hace unos años cuando por circunstancias me vine a este barrio sola y algo desubicada. Gracias a el me sentí enseguida parte del barrio y de la iglesia. Hasta el último día transmitió alegría y coraje. Me encantaba saludarle al finalizar la misa en la puerta de la iglesia. Hace unos meses bauticé a mi hijo y quise que fuera Pepe pero no pudo ser…gracias por haberme hecho partícipe de tan generosa y vocacional vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *