Felipe, Hermano

FELIPE, HERMANO

 

Llegaste.

Sin saber cómo,

Sin saber por qué.

 

Te incorporaste a la vida de la parroquia.

Sin saber cómo,

Sin saber por qué.

 

Aparecías y desaparecías.

Sin saber cómo,

Sin saber por qué.

 

Resultaste imprescindible.

Sin saber cómo,

Sin saber por qué.

 

Nos acostumbramos a tu forma de ser.

Sin saber cómo,

Sin saber por qué.

 

Creciste y nos hiciste crecer.

Sin saber cómo,

Sin saber por qué.

 

Tu vida se hizo nuestra.

Sin saber cómo,

Sin saber por qué.

 

Sufriste.

Sin saber cómo,

Sin saber por qué

 

Nos dejaste.

Sabiendo cómo

Sabiendo por qué

 

No te olvidaremos.

Sabiendo cómo,

Sabiendo por qué

 

Te queremos.

Sabiendo cómo,

Sabiendo por qué

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *