Alberto Pardo deja de ser párroco de Nuestra Señora de la Antigua

Desde la hermana parroquia de la Antigua nos comunican que D. Alberto Pardo, tras 45 años de servicio sacerdotal, de los cuales 25 años han sido en Sevilla Este, deja de ser párroco titular y será sustituido por el hasta ahora vicario parroquial D. Rafael Capitas Guerra.

image

Don Alberto presentó al Sr. Arzobispo su carta de renuncia tras cumplir 75 años, tal como prescribe el código de derecho canónico, y le fue aceptada un año después.

Nuestra parroquia da gracias a Dios por su ministerio, durante varios años colaboró con nosotros, celebrando diariamente la Eucaristía en nuestra parroquia, siendo acogido y ayudado fraternalmente por nuestro querido Pepe Moreno que era el único párroco en esta zona, y de donde se han ido separando el resto de parroquias de Sevilla Este.

El Domingo 11 de septiembre a las 20:00 se celebrará una Eucaristía de acción de gracias en la parroquia de la Antigua.

El domingo 18 de septiembre tomará posesión como nuevo párroco D. Rafael Capitas a las 12:00 de la mañana.

¡¡Gracias Alberto!! Sacerdote según el corazón de Cristo.

 

 

Manuel Sanchez

Nacimiento 27 marzo 1969 Sacerdote 18 septiembre 1994 Párroco de Nuestra Señora de los Angeles y Santa Angela de la Cruz 7 septiembre 2014

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Pepe dice:

    Aún recuerdo cuando nos presentó Pepe Moreno, en el despacho del primitivo templo, sus palabras fueron: Pepe, éste es tu párroco, así que ponte a su servicio. Y así fue, y comenzamos una hermosa andadura, buenos ratos, mucho trabajo para montar el “tinglado”, para celebrar la Eucaristía, con las sillas pequeñas en el gimnasio,cuantos sábados a medio día, ¿Los recuerdas Rafael Aguilera?.
    Y de aquella levadura fermentó la masa. Parece que fue hace un rato y han transcurrido nada menos que 25 años.
    Gracias Alberto, pues, fuiste tu quien me indujiste a que me matriculase en el C.E.T.,y terminé tras tres años; que bonitos recuerdos.
    Aprovecho para darle gracias a Dios por nuestro encuentro y de que fueses mi guía.
    Un fuerte abrazo amigo Alberto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *