JORNADA DE PUERTAS ABIERTAS 21 FEBRERO 2015 CONCLUSIONES GRUPOS DE TRABAJO

1.-¿Qué puede aportar la parroquia –la Iglesia- al barrio?

La parroquia debe ser, para el barrio, Lugar de Espiritualidad, y de  Encuentro y Acompañamiento. Debe ser sal, luz y fermento para el barrio, y ejemplo cristiano desde el compromiso, la solidaridad y la alegría:

La parroquia aporta al barrio su naturaleza básica de lugar de espiritualidad, para atender las necesidades espirituales del barrio. Y debe aportar también otras alternativas no sacramentales, como Lugar de Encuentro y Acompañamiento, para ser también referencia social y cultural para el barrio, y como modo de atraer a los que no tienen una motivación espiritual para acercarse a la parroquia.

-Lugar de Espiritualidad:

-Para todos: La parroquia debe ser lugar para el crecimiento y

apoyo espiritual de las familias del barrio, con la Eucaristía (misas más “atractivas” para niños y jóvenes) , los Sacramentos y la Oración (grupos de oración) como centro de la vida parroquial, y con un programa de formación (espiritual) continuada adecuado a las distintas edades y necesidades, con particular atención a los agentes pastorales y a las familias involucradas en las etapas de Comunión y Confirmación (formación de padres en catequesis de Comunión).

 

-Lugar de Encuentro:

– Para todos: La parroquia debe ser lugar de integración, para el diálogo/reflexión y el crecimiento personal (Conferencias, Coloquios, “Diálogos con…”, Cine-Forum); y lugar para compartir (Salón de Ocio para Jóvenes y Mayores), lugar de descanso y acercamiento, un “refugio” para el barrio.

– Para los jóvenes: La parroquia debe saber atraer a los jóvenes (falta gente joven)        

 

-Lugar de Acogida y Acompañamiento:

– Para las familias necesitadas (salud, pobreza…): La parroquia debe ser solidaria, ayudando a las familias con necesidades.

– Para los mayores: Talleres (posibilidad de incrementar la oferta: por ej.: costura), Viajes

– Para desempleados: orientación y cursos de formación

– Para niños y jóvenes (y sus familias): Acompañamiento y apoyo en casos de problemas en los estudios en niños de familias con pocas posibilidades económicas (“clases de refuerzo”).

 

Esta triple aportación de la parroquia debe hacerse no sólo desde las instalaciones de la propia parroquia, sino saliendo también la parroquia al barrio (más presencia de la parroquia en la calle):

Proponer a los Scouts que celebren algunas reuniones no en los espacios de nuestra parroquia, sino en otros lugares (Los Milanos, La Moraleja…) como reclamo para conocerlos y conocernos.

 

2.-¿Qué puede aportar el barrio a la parroquia?

-El barrio aporta su propia realidad socioeconómica, que debe ser analizada y entendida por la parroquia para trabajar desde las necesidades que esa realidad demanda (“visión de la realidad social”).

-El barrio aporta la “población”, la “materia prima plural” a la que dirigirse para la evangelización y los recursos humanos necesarios para llevar a cabo las actividades parroquiales: hay que crear una Bolsa de Voluntarios para desarrollar Actividades (ayuda, servicio, compañía….)

 

-El barrio aporta también sus infraestructuras sociales y servicios, cuya experiencia debe ser tenida en cuenta: Centros e Instituciones públicos y privados: Ayuntamiento (Distrito) (posibilidad de desarrollar actividades a través del Distrito), Centro de Salud, CAR, Instituto, Colegios, Guarderías, Clubs sociales, Asociaciones…..

-El barrio puede aportar, a través del Ayuntamiento (Distrito), recursos para atender necesidades materiales de la parroquia.

3.-¿Qué mecanismos de colaboración podrían establecerse?

La parroquia debe conocer la realidad del barrio “estando en el barrio”, haciéndose presente en el barrio, tanto a través del sacerdote (“visitas del  párroco a bares, casas de vecinos o colegios”), como de las distintas pastorales (para, por ejemplo, buscar y detectar necesidades de las personas que sufren en silencio), y en contacto con los centros e instituciones del barrio (Distrito, CAR…). Esta presencia de la parroquia en el barrio también debe servir para acercar la propia realidad de la parroquia al barrio a lo que debe contribuir asimismo la continua invitación de los feligreses a familiares, amigos o vecinos para que se acerquen a la parroquia.

Además:

  1. a) Colaboración a través de centros/instituciones públicos y privados:

-Con relación a niños y jóvenes, y sus familias: Colegios e Instituto.- Clubs Sociales

-Con relación a familias necesitadas (salud, pobreza): Centro de Salud, farmacias…

  1. b) Canales de comunicación, para que la parroquia traslade al barrio sus actividades e información de interés: Página web, wasaps, sms, emails, puerta a puerta, etc. (necesidad de potenciar la información y comunicación parroquial)
  2. c) Jornadas de Puertas Abiertas para facilitar el diálogo y comunicación parroquia/barrio

 

4.-¿Qué Iglesia-parroquia-necesita nuestro barrio?

-Iglesia plural, en la que quepan todos los carismas; y abierta y accesible a todos, incluidos los más alejados, sin poner condiciones (“aunque con cuidado ya que mucha gente solo quiere lo bueno y no se implica”).

-Iglesia viva y evangelizadora (desde todas las pastorales y actividades parroquiales); iglesia que “transmita”, y que transmita el mensaje de Jesús sin adulteraciones

-Iglesia de gente comprometida, que haga cosas por los demás; gente orgullosa de ser crsitiana.

-Iglesia participativa, amiga, cercana, activa, joven, valiente, que dé testimonio y ejemplo a través de las personas (que cada feligrés sea imagen viva de la parroquia).

-Iglesia centrada en la familia como valor principal, núcleo y pilar de la sociedad (es preciso mayor contundencia en los mensajes para que los padres se involucren más en el acompañamiento de la fe de sus hijos; es un fracaso que sólo lo hagan hasta la celebración de la Primera Comunión, en muchos casos).

-Iglesia atractiva para los jóvenes (es preciso potenciar el Grupo Joven, el “proyecto de futuro”)

-Iglesia ecuménica, abierta al diálogo con otras confesiones (posibilidad de encuentros ecuménicos con otras confesiones radicadas en el barrio, con los residentes en el CAR,….).

-Iglesia que salga al encuentro, que se proyecte hacia fuera (“hay que oler a oveja”).

-Iglesia organizada y coordinada internamente (más coordinación entre las distintas Areas/Pastorales)

 

OTRAS APORTACIONES:

1.- Fiesta de la Luz. Aprovecharla como momento misionero.

Manuel Sanchez

Nacimiento 27 marzo 1969 Sacerdote 18 septiembre 1994 Párroco de Nuestra Señora de los Angeles y Santa Angela de la Cruz 7 septiembre 2014

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *