cuando el misterio es demasiado impresionante no es posible desobedecer

Querida Parroquia:
Lo esencial es invisible a los ojos. Ante ustedes un sacerdote más, un párroco nuevo, una toma de posesión… pero no es así. Adrián es mucho más, y lo iréis descubriendo desde el primer día.
Ante ustedes un hombre que conserva la ilusión de siempre, las ganas de entregar la vida siguiendo las huellas del que lo llamó a ser su sacerdote, y la sonrisa permanente del que solo vive para Cristo.
Encontrarán en Adrián tiempo, disponibilidad, espiritualidad, unos brazos grandes y abiertos, y la mirada profunda del que está dispuesto a darlo todo, no un poco, sino todo.
Adrián no viene solo, trae una historia de servicio intenso en el Coronil, en San Sebastián de Alcalá, en Santa María de Carmona… y si preguntan en todos estos lugares les dirán que siempre ha puesto corazón y espiritualidad. Este alcalareño tiene en sus palabras la fuerza de un pregonero, pone en todo la ilusión de los magos de oriente, y en su forma de ser vive como un misionero que reparte misericordia en todo momento. Aquí están con él su familia, que nos han demostrado la capacidad de superación y de lucha en todas sus batallas, familia de corazón noble. Gracias por entregarnos un hijo así.
Querido Adrián:
Esta parroquia es genial, lo mejor que te ha pasado en la vida ministerial ¡te lo aseguro! Es una casa amable, simpática, dispuesta, acogedora… sin grandes problemas. Es una casa –como diría san Juan de la Cruz- sosegada. Se ilusiona fácilmente, aunque es necesario implicar más y mejor a todos. Seguro que lo conseguirás. La mies es grande y aunque son muchos los que están en casa, son más los que faltan.
La historia espiritual del barrio está marcada por la vida de nuestro querido Pepe Moreno, está marcada para bien. Pepe enseñó a todos a ser acogedores, a vivir con alegría la fe, a sentir la parroquia como casa propia y a vivir la Iglesia con un sentido celebrativo profundo.
Encontrarás aquí grandes colaboradores, atentos, también críticos, que no dudarán en decir lo que piensan y en cuestionar aquello que no ven claro. No es una comunidad servil, son buenas ovejas del rebaño del Buen Pastor, pero no borregos. El diálogo hará mucho y te aportará riqueza, pues es mucho lo que tiene en el corazón esta parroquia. Tu mejor colaborador y hermano será Manolo Moreno, de él he aprendido grandes lecciones de obediencia al obispo, nunca ha tenido un no para nada, siempre ha estado disponible y su experiencia vital, así como el camino recorrido en la parroquia, te servirán de una ayuda inestimable. En él encontrarás un buen compañero de camino.
Ciertamente la parroquia no es perfecta, pero si es muy bello y fácil servir aquí. Te ruego que la cuides, que la ames como sabes hacer en todo lo que te encomienda la Iglesia. Te ruego por último, que me hagas el favor de ser feliz, dichoso, bienaventurado en esta comunidad, y que hagas feliz, según el corazón de Cristo, a tu nueva comunidad parroquial. Yo he sido profundamente feliz, y con dolor de esposo la dejo, pero “cuando el misterio es demasiado impresionante no es posible desobedecer”
El Señor te ayudará en esta tarea. Bienvenido, querido hermano, tuya es la mies.

Manuel Sanchez

Nacimiento 27 marzo 1969 Sacerdote 18 septiembre 1994 Párroco de Nuestra Señora de los Angeles y Santa Angela de la Cruz 7 septiembre 2014

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *